martes, 18 de abril de 2017

Mi propia ingravidez.

   Isabel Motos | Esdrújula Ediciones | 131 págs | 14.00€ | Español | Comprar aquí
Tal vez ahora comprendemos que es verdad lo que nos dijo el poeta: no hay que llorar por el esplendor en la hierba porque la belleza solo permanece en el recuerdo. Y esa belleza es la que se guarda en estas páginas.
Este libro —bellísimo— es todo él un ramillete de nostalgia […] capaz de traernos en cada una de sus estampas el aliento perfumado de una adolescencia siempre habitada. Siempre permanente.
Desde la ventana de Isabel se ven tantas cosas. Cosas sencillas, como la palabra de ese hombre, de esa mujer que se buscan en la soledad del cuarto. Como el claro sentimiento de la pasión de pronto descubierta, cuando ya es demasiado tarde, cuando todo se ha perdido inevitablemente. Y que, sin embargo, sabemos que siempre permanecerá en el recuerdo.
Muchas gracias a Esdrújula ediciones por el ejemplar. 
Tengo que decir que comencé este libro con muchas ganas y expectativas ya que mi mejor amiga lo había leído y sólo hacía decirme cosas buenas sobre él así que decidí adentrarme a su lectura sin lugar a dudas. Soy una completa novata leyendo poemarios o libros compuestos por relatos por lo que aún me cuesta adaptarme a este tipo de lecturas y de reseñas.

Este libro esta formado por numerosos relatos tratados y contados de una forma muy literaria y metafórica que realmente es de agradecer puesto que te hace reflexionar en muchos sentidos sobre los temas que se tratan en sus páginas. Es lo primero que leo de la autora y sinceramente, me ha sorprendido ya que como acabo de decir la forma en la cual relata todo es sencillamente sorprendente.

Tiene una manera de escribir muy filosófica y natural que hace que te sumerjas en sus páginas en el mismo instante en el que abres la portada para poder leerlo. La lectura se hace muy amena ya que sus letras gustan tanto que necesitas leer y leer más para engancharte aún más al libro. El libro no se divide en capítulos si no que se divide en función de cada relato. Algo que me sorprende es que a la autora le gusta mucho la filosofía tal y como a mi y leer en sus primeras páginas a mi gran ejemplo, Platón, fue sonrisa a primera lectura.

El relato que más me gustó fue el de 'Un semáforo en París' así que aquí os dejo un pequeño extracto para que podáis saber la razón de mi enamoramiento.

Te amé en una calle de París al mismo tiempo que tarda un semáforo en cambiar de color. [...] Te amé como se ama en una estación de tren, con la fugacidad de la mirada del viajero que emprende una nueva vida y con la parsimonia del que regresa en sus días; como se ama en cualquier parte donde no se pretende amar, en el alto del camino, en una barra de pan crujiente que se devora antes de llegar a la cocina.

Espero poder seguir leyendo a la autora ya que su libro me ha dejado atónita. Lo he leído dos ocasiones ya que la primera estuve más pendiente del contenido y la segunda de las anotaciones que realiza la autora al final de cada relato en las cuales nos recomienda una canción en concreto en algunas ocasiones además de las vista que tiene desde su ventana.

Sin duda, un libro que tienes que leer si quieres cautivarte, enamorarte y sentirte protagonista de todos y cada uno de los relatos no por ello sintiéndote identificada. Un libro lleno de historias preciosas que sin duda no van a dejarte indiferente.


lunes, 10 de abril de 2017

Algo tan sencillo como estar contigo.

   Blue Jeans | Editorial Planeta | 560 págs | 18.90€ | Español Comprar aquí
Los chicos del pasillo 1B acaban de regresar de las vacaciones de Semana Santa para afrontar el final de su primer año universitario. No estántodos los que empezaron, ya que Manu lleva más de dos meses sin aparecer por la residencia Benjamin Franklin. El malagueño le ha dicho a Iria que volvería, pero no ha cumplido con su palabra.
Esos últimos meses de curso prometen ser muy agitados. Óscar y Ainhoa parecen ser de nuevo amigos, aunque uno de ellos necesite más; Julen ha encontrado el amor, como Toni, a quien Isa come Pizza le plantea un reto imposible para ser su novia.
Además, la habitación 1155 tiene nueva inquilina. La extremeña Silvia se pasa las horas entregada a su carrera, Arquitectura, pero esconde un secreto, que termina contando a David. ¿Surgirá algo entre ellos? A Elena, quizás, no le haga demasiada gracia, porque después de que su hermana cortara con el sevillano, se replantea sus sentimientos hacia él, día tras día. Con Algo tan sencillo como estar contigo termina la historia. Sin embargo, los constantes giros y sorpresas que contienen sus páginas te mantendrán alerta hasta el último capítulo.

Empecé este libro con muchas ganas e ilusión. Algo tan sencillo como estar contigo supondría el final de la trilogía del autor sevillano Blue Jeans. Tenía muchas ganas de terminar y cerrar la historia para ir atando cabos, aunque a medida que he ido avanzando en esta tercera parte, me ha ido cada vez más pena despedirme de Benjamin Franklin.

Blue Jeans siempre se caracteriza por entrometer muchísimos personajes con historias totalmente paralelas y no esperaba menos en esta tercera parte. El autor ha conseguido dejarme, de forma literal, boquiabierta con algunas escenas del libro. Han sido unos giros literarios tremendos que sin duda son dignos de admirar. Piensas que la historia puede ir por un camino pero después termina por otro totalmente diferente del que ni siquiera te has planteado que pasaría.

Los personajes que encontramos en la novela son muchos y además totalmente redondos y con una actitud característica. No podemos destacar un personaje principal ya que el libro está compuesto por un grupo de amigos y narradores intercalados pero podremos decir que hay algunos personajes que toman más las riendas dentro de la novela que otros.

En cuanto al vocabulario es muy sencillo, simple y cultivado ya que el libro está principalmente dirigido para un público juvenil. Los capítulos son de una extensión corta a excepción del epílogo que se hace un poco más largo aunque solo en el número de páginas puesto que cuando te pones a leer lo engulles en un segundo. 

Me gusta mucho la pluma que tiene el autor. Deja siempre con la intriga en cada final de capítulo y, como los narradores son intercalados tal y como he dicho anteriormente, no puedes descubrir el desenlace de un personaje hasta que le vuelva a tocar narrar de nuevo. Esto hace que te enganches de una manera bestial a toda la trama del libro sin tener conocimiento de lo que ocurre a tu alrededor y, cuando quieres darte cuenta ya tienes medio libro terminado o simplemente, te quedas cuatro páginas.

Lo único que me ha chocado más ha sido la gran evolución de los personajes. He visto que a lo largo de la trilogía los personajes han evolucionado notablemente, tanto que incluso el grupo de amigos que componía la residencia se disuelve y ya no es el mismo. Me ha entrado un poco de nostalgia ver como los amigos que conocí en su primera parte, Algo tan sencillo como tuitear te quiero ya no están juntos de la misma manera. Pero a fin de cuentas, ¿Quien no cambia de amigos y pandilla de forma constante? Se que está hecho adrede por el autor, simplemente a mi me ha dado un poco de pena y además me ha sorprendido como ya he mencionado la gran evolución personal y su historia independiente de cada personaje.

En conclusión Algo tan sencillo como estar contigo es una novela llena de altibajos y vaivenes que te dejarán sin duda con la boca abierta en muchos aspectos. Un autor que sabrá como cautivarte, sorprenderte y emocionarte a un alto nivel. A pesar de que la novela este dirigida para un público juvenil pienso que todo el mundo puede leerlo para pasar un buen rato. A pesar del número de páginas como siempre, Blue Jeans se lee en 24 horas. Altamente recomendado.

A nivel de trilogía, concluyo con que ha sido una historia muy elaborada, con pocos saltos en el tiempo, grandes giros literarios, enormes sorpresas incontables personajes y lo más sorprendente es que te enamoran todos y cada uno de ellos hasta tal punto de sentirte parte de ellos, de la novela, de la pandilla y de Benjamin Franklin.



viernes, 7 de abril de 2017

La magia de ser Sofía.

   Elísabet Benavent | Suma | 528 págs | 16.90€ | Español | Comprar aquí
Sofía tiene tres amores: su gata Holly, los libros y El café de Alejandría.
Sofía trabaja allí como camarera y es feliz.
Sofía no tiene pareja y tampoco la busca, aunque desearía encontrar la magia.
Sofía experimenta un chispazo cuando él cruza por primera vez la puerta.
Él aparece por casualidad guiado por el aroma de las partículas de café...
...o tal vez por el destino.
Él se llama Héctor y está a punto de descubrir dónde reside la magia.
Muchas gracias a Suma por el ejemplar.




Empecé este libro no con altas expectativas puesto que no había leído ninguna reseña del mismo pero si con muchas ganas porque era la primera vez que leería algo de la escritora. He visto que Elísabet ha tenido siempre muy buena crítica entre el público y a pesar de que no suelo leer el género que escribe quería probar con esta bilogía.

Al principio la historia se me hizo un poco pesada. Unos capítulos muy extensos en algunas ocasiones y además, notaba que había páginas que incluso me sobraban. No me he enganchado en absoluto a la historia y he leído simplemente por terminar la lectura ya que no me gusta dejar ningún libro a medias, pero a decir verdad han sido casi tres semanas de lucha constante con mi mente para poder terminar la historia. 

En cuanto a los personajes no he logrado conectar con ellos en absoluto. La construcción de los mismos tampoco me ha terminado de gustar del todo. Unos personajes redondos eso sí, con una personalidad arrolladora y unas actitudes que los caracterizan. 

Bajo mi punto de vista pienso que la autora ha escogido un número de páginas muy elevado para tal historia. La trama puede resumirse perfectamente en una página del libro y a decir verdad unas 528 páginas para tal trama me parece una burrada.

Las escenas de sexo han sido sutiles en algunas ocasiones y salvajes en otra. Sabéis que no soy partidaria de leer nada erótico pero tengo que decir que esta historia no solo es sexo sino que contiene una trama de fondo que anima a leer y no se basa simplemente en escenas de cama lo cual me ha alegrado puesto que no he tenido que saltarme páginas infinitas llenas de sexo continuo ni tampoco me he cansado de él. La autora no ha recurrido al sexo como vía de escape para rellenar páginas y páginas. Todo el sexo que hay dentro de la novela es justo y necesario y además se adecua con las escenas que ocurren dentro de la historia.

La trama ha sido sencilla, careciendo de muchos giros argumentativos. Una historia simple que puede captar al lector, aunque no sea mi caso, ya que como he dicho en algunas ocasiones una trama engancha si tiene tirón pero también una de los más asequible puede enamorar a la persona que está leyendo. El vocabulario ha sido rico y ameno lo cual eso ha facilitado mi lectura en algunas ocasiones.

Como conclusión tomo que La magia de ser Sofía ha sido un libro, bajo mi opinión, lleno de páginas infinitas e interminables con una trama que ha querido complicar de alguna manera pero que para mi ha sido un total fracaso, unos personajes ricos en personalidad y con unas decisiones increíbles pero ciertas. Me esperaba algo más de Elísabet debido a su gran aceptación entre los lectores. Me ha sorprendido para bien la manera en la cual relata las escenas eróticas dentro del libro ya que pensaba que iban a ser más salvajes, frecuentes e incoherentes de lo que he encontrado.

 


ROCIO GARCIA | TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ©